Tech Trends: Revolucionando la Eficiencia Energética en Fintech, Proptech e Insurtech

La industria Proptech representa una fusión innovadora entre la tecnología y el sector inmobiliario, aprovechando lo mejor de ambos mundos para reinventar servicios y acelerar la gestión de infraestructuras y construcciones. Este enfoque, lejos de la tradicional lentitud, garantiza un mantenimiento eficiente y seguro, impulsando así la evolución y modernización del mercado inmobiliario.

En un horizonte cercano, tanto las unidades residenciales como comerciales experimentarán una transición significativa de métodos de gestión análogos o híbridos hacia un enfoque completamente digitalizado. Este cambio promete un sistema más eficiente, equitativo y resistente, al centrarse en la digitalización completa de los activos más valiosos para los seres humanos: su patrimonio en términos de propiedad horizontal.

Esto representa una gran oportunidad para un sector que lidera el mercado inmobiliario en términos de ventas, pero que aún no ha alcanzado su máximo potencial de evolución. Las innovaciones tecnológicas prometen mejorar la calidad de vida de las personas al mismo tiempo que reducen el impacto ambiental, gracias a la implementación de parámetros tecnológicos que disminuyen la huella de carbono y generan ahorros económicos, proporcionando así sustentabilidad para todas las partes involucradas: desde las constructoras y los bancos hasta las aseguradoras y los clientes finales.

¿Por qué es relevante esto? La integración de sistemas de inteligencia artificial permite controlar la iluminación, seguridad y otros aspectos de los inmuebles a través de comandos de voz, algo que antes solo se veía en series de ciencia ficción como "Los Supersónicos". Este avance es impresionante, pero aún hay más por hacer en la industria. Además de estas funciones, la tecnología puede garantizar un ahorro energético significativo al optimizar cada dispositivo electrónico presente en la infraestructura, desde la iluminación hasta los aires acondicionados y los servicios públicos.

Estableciendo conexiones entre distintas industrias: La industria fintech surgió en la segunda mitad de los años 90 con el objetivo de revitalizar el mercado financiero, a menudo considerado ineficiente, y dotarlo de una mayor fluidez mediante la aceleración de los procesos. Posteriormente, en 2016, nace la industria insurtech, la cual llama la atención al enfocarse en modernizar un mercado tradicional, que históricamente ha sido visto como lento para adoptar nuevas tecnologías.

Desde esta perspectiva temporal, la industria proptech surge en el Reino Unido en 2014, presentándose como la aplicación de tecnología al ámbito de la propiedad raíz, lo que dinamiza de manera notable la economía global al funcionar como un mecanismo de elevación que abarca más segmentos del mercado.

Esta industria es especialmente relevante debido a su susceptibilidad para ser asegurada (insurtech) y su capacidad para ofrecer beneficios de financiación (fintech). Sin embargo, es importante tener en cuenta que, aunque la tecnología tiene un alcance ilimitado, el uso de terrenos se ve limitado por la incapacidad de crear más tierra en nuestro planeta.

La premisa es compleja: si ya no hay más terrenos disponibles, los existentes experimentarán una valorización continua con una tendencia hacia el infinito. Para lograrlo, las posiciones de mercado deben ser óptimas para las inversiones. Por lo tanto, la gestión inteligente de las propiedades se vuelve crucial para las industrias, ya que generará datos, informes y análisis predictivos de manera sutil y eficiente, potenciando su uso, cuidado y vida útil. Este mercado promete rentabilidad a través del uso eficiente de la tierra e infraestructura, actuando como motor para una industria más sostenible y un desarrollo productivo mejorado bajo criterios ESG (ambientales, sociales y de gobierno).

La tecnología desempeñará un papel fundamental en la reducción de la huella de carbono, al tiempo que permitirá a propietarios y aseguradoras desarrollar productos y servicios que promuevan la sostenibilidad ambiental. Esto conducirá a ahorros financieros al reducir el consumo energético y prolongar la vida útil de los activos. En resumen, la tecnología permitirá una mejor medición y gestión de la iniciativa de la triada: Fintech, Proptech e Insurtech, estableciendo importantes hitos en términos de sostenibilidad sin comprometer el estilo de vida ni el crecimiento económico.

Los siguientes 10 años van a ser sumamente interesantes para estas tres industrias; tres galaxias que se empezaran a combinar y articular en una fluctuación que generará nuevos medios para fines más justos, y menos vacilantes en un mundo en el que el crecimiento económico significó el desgaste de nuestros ecosistemas, pero también creó la transformación digital que permitirá por medio de la tecnología su evolución hacía la trascendencia de una industria más inteligente garantizada por medio de seguros y financiada por medio de sus ahorros energéticos.

Contenidos relacionados

La tecnología SaaS Insurtech que potencia las empresas aseguradoras tradicionales en el marco de la transformación digital

El ecosistema Insurtech de Latinoamérica (con la excepción de Brasil) llega a sumar 286 Start-ups a...

Leer más

Conozca las startups revolucionarias que están cambiando el juego en la industria de seguros y asistencias

Cuando pensamos en la figura clásica de la contratación de seguros, se nos hace familiar la idea de...

Leer más